Español   Català   

Procuradores en Sant Feliu de Guíxols

Historia


La figura del Procurador nace en Roma gracias al sistema Formulario que puso fin a los métodos consuetudinarios.

En el siglo XIII, en las Partidas de Alfonso X el Sabio, mencionan ya al Procurador (Ley 25) con el nombre de personero: “el personero es la persona designada por las partes para actuar por cuenta de ellas en un pleito”

Distingue ya una doble función: de representación procesal y función extraprocesal fuera del juicio. Se estableció la prohibición de que las mujeres fueran procuradores, prohibición que perduró hasta el año 1931 con el principio de igualdad de sexos de la II República.

En la edad media se configura la Procura como profesión. Se agrupaban en cofradías donde imperaba el aspecto religioso: realizaban reuniones profesionales y celebraban ceremoniales litúrgicos. Con el tiempo pierden el componente espiritual.

  • Siglos XVI y XVII: la profesión de Procurador se patrimonializa como consecuencia de las restricciones al acceso de la profesión. La corona otorgaba títulos de acceso a la profesión a cambio de elevadas cantidades de dinero y estos títulos se podían vender.
  • 1870: la LOPJ deroga las restricciones de acceso y permite que sea libre, dando por acabada la patrimonialización de la profesión y estableciendo la obligación de colegiación.
  • 1934: se establece la exigencia de título de Licenciado en Derecho a los procuradores que ejerzan ante las audiencias provinciales.
  • 1947: primer Estatuto General de Procuradores
  • 1948: se crea la Mutualidad de los Procuradores.
  • 1977: se crea el Consejo General de Procuradores de España.
  • 1982: se reforma el Estatuto General de Procuradores de España y establece la exigencia de licenciatura en derecho a los procuradores de provincias.
  • Actualmente está en vigor y en vías de reforma para adaptarse a la ley Ómnibus.

Visite el despacho de Mari Fe Alberdi en Sant Feliu de Guíxols.
Mari Fe Alberdi pergaminos